Ajustó piezas y se llevó el triunfo

Mendoza fue de menor a mayor, dio vuelta el resultado y terminó venciendo al difícil Comodoro Rivadavia por 8-6. Gastón Fernández anotó cuatro tantos y fue la figura

Partido chivo fue el que sacó adelante Mendoza al derrotar a Comodoro Rivadavia por 8-6 por la segunda fecha del Argentino de Selecciones Juveniles.

Con un desempeño de menor a mayor, el conjunto borravino puso lo que había que poner para dar vuelta un resultado que comenzó siendo adverso y terminó festejando otra victoria.

Comodoro Rivadavia arrancó con todo. Al minuto Carlos Pérez con un remate por abajo puso en ventaja a su equipo. Luego Damián Colívoro paró la pelota, dio media vuelta, remató y marcó el segundo.

El conjunto comodorense estaba en su plenitud y Mendoza no encontraba el balón. A los 8′ Mariano Russo aumentaba la diferencia para los sureños.

 

Duelo de 10. Gonzalo Aveiro con la pelota y Mariano Russo. Foto: Fernando Martínez

 

Valdazo de agua fría para Mendoza que venía de ganarle a Rosario, pero hasta ese momento no se parecía en nada al que jugó el domingo.

Humberto Lucero pidió minuto y mandó a la cancha a Agustín Luquez y Carlos Adduci y estos dos jugadores cambiaron el partido. El jugador de Don Bosco recibió, dio media vuelta y remató por abajo  y descontó.

Dos minutos después Gonzalo Aveiro vio solo y  habilitó a Luquez y el pibe de Cementista anotó el 3-2 parcial. El conjunto borravino tomaba confianza e iba en busca del empate.

Y en 120 segundos Gastón Fernández fue el encargado de dar vuelta el resultado y con dos tantos, Mendoza pasó a ganarlo.

La selección mendocina era otra y contagiaba lo que pasaba en la cancha a las tribunas donde la gente respondió de gran manera. Pero a cuatro del final Matías Cárcamos anotó el 4-4 y todo quedaba como al inicio.

 

Carlos Pérez se lleva el balón, lo siguen Agustín Luquez y Agustín Castro. Foto: Fernando Martínez.

 

En la parte final Comodoro Rivadavia empezó mejor y por medio de Luciano Sanhueza pasaba a ganar otra vez el partido. En Mendoza había  rotación de jugadores que le daban al equipo más oxígeno.

Hasta que los pibes se pusieron las pilas y se dedicaron a jugar. Primero Gastón Fernández  empataba. Luego Gonzalo Averiro se hacía presente en el marcador e inmediatamente la Gata convertía el séptimo y su cuarto en la cuenta personal.

El partido bajó su intensidad y Comodoro ya no era tan peligros como al principio. Y eso le permitió a Mendoza anotar el octavo a través de Tomás Pinea.

El resultado estaba controlado pero no definido. Y Comodoro convirtió el descuento gracias al gol de Gonzalo Maquemeilla.

Parecía difícil, pero Mendoza sacó chapa de candidato otra vez y logró su segundo éxito consecutivo. Este martes ante Caleta Olivia buscará otra victoria que lo clasifique a las semifinales.

Carlos Adduci y Gonzalo Aveiro celebran uno de los tantos de Mendoza. Foto: Fernando Martínez.

1 pensamiento sobre “Ajustó piezas y se llevó el triunfo

  1. gracias a Dios comparto la cancha con dos fenómenos de esta selección.Lo de la gata no me llama la atención para nada, es un fenómeno..

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.