Bonnettini y la CAFS fueron suspendidos

El presidente de la Confederación y dicha asociación fueron sancionadas por violación a los Estatutos de la AMF

El panorama para el fútbol de salón argentino a nivel internacional es incierto y, lejos de marcar caminos de acercamiento, las noticias no son para nada favorables y ponen en peligro la continuidad del deporte dentro de nuestro país en el futuro inmediato

Este miércoles, La Asociación Mundial de Futsal (AMF) emitió un comunicado en el que indicia la suspensión de la Confederación Argentina de Fútbol de Salón y al presidente de dicha entidad Pedro Bonnettini por trasgredir los estatutos de la entidad madre del futsal mundial.

La propia AMF, hace alrededor de dos meses había denunciado al presidente de la CAFS a través de un sumario realizado por la Comisión de Justicia Deportiva por haber violado los estatutos de dicha asociación en lo que fue la refundación de FIFUSA, hecho sucedido en Colombia, rompiendo todas las reglas dispuestas.

La sanción indica que «Para esta comisión se tiene plenamente comprobado, que el Sr. PEDRO BONNETTINI, ha transgredido la institucionalidad de la AMF, al organizar competencias expresamente mencionadas en el Art. 1º de la AMF y demás concordantes, así también, sin utilizar dicha declaración en su contra el mismo reconoce dicha situación por lo que el mismo es consciente de las transgresiones efectuadas al reglamento de la AMF, por lo que es responsable personal de su actuar.

Que, así también es importante mencionar que dichos actos se subsumen en la conducta establecida en el Art. 39º en el sentido de transgredir en forma grave los estatutos y reglamentos de la organización; por ofender gravemente la dignidad y el honor de la AMF o de cualquiera de sus organizaciones miembros;

Que, así mismo, es importante mencionar que todos los hechos atribuidos al Sr. Pedro Bonnettini, fueron realizados en su carácter de presidente de la Confederación Argentina de Futbol de Salón, por tanto, la misma es responsable de manera solidaria, de conformidad al Artículo 42º de los Estatutos que establece “La organización Nacional que integre la AMF asume la obligación de, además de respetar estos Estatutos, someterse a los Reglamentos y Reglas de juego establecidas por el Congreso para los juegos que se celebren en todo el ámbito de su influencia.”

¿Qué hizo Pedro Bonnettini?

Pedro Bonnettini, quien lleva casi 30 años como presidente de la CAFS, fue uno de los propulsores, junto a otros dirigentes de otros países, de la reactivación de FIFUSA. FIFUSA (Federación Internacional de Fútbol de Salón) fue la primera organización que reguló el deporte desde sus orígenes allá por el año 1971.

Con el correr de los años, fue perdiendo fuerza hasta que en diciembre de 2002 se fundó la Asociación Mundial de Futsal (AMF), integrada por las federaciones ex-miembros de la FIFUSA (anterior organización).

En agosto, delegados de 15 países entre presenciales y virtuales, reconocieron y aprobaron en Colombia, la reactivación de FIFUSA como el nuevo organismo internacional donde se concentrará el desarrollo del fútbol de salón en el mundo. La Federación Internacional de Fútbol de Salón, que se mantuvo activa jurídicamente en Brasil, que ahora contará con el acompañamiento de los países afiliados por fuera de los lineamientos de la AMF.

La AMF denuncia a Bonnettini por «hacer actos y publicaciones a través de redes sociales en abierta violación a los Estatutos de la AMF, pregonando la realización de actos deportivos no aprobados por la AMF, como ser diversos Campeonatos Mundiales con reglas distintas a la que utiliza la entidad en la que se encuentra afiliada la CAFS y coincidiendo en fechas con los campeonatos ya calendarizados por esta asociación.

Curiosamente el máximo dirigente a nivel nacional reconoce todos su hechos y dichos en un descargo realizado en su momento, aunque muchas federaciones/asociaciones en Argentina no estaban al tanto de lo que el presidente estaba haciendo en Colombia.

Con todo estos elementos en su poder, la entidad madre del futsal tomó está determinación de suspender a la CAFS y a su propio presidente hasta el próximo Congreso extraordinario que no tiene fecha estipulada.

LA RESOLUCIÓN DE LA AMF HACIA LA CAFS Y BONNETTINI

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.