Jockey Club fue un mal alumno

Universidad Champagnat dejó todo pero el campeón, con toda su experiencia, golpeó en el momento justo y en un partido parejo lo venció por 1 a 0.

IGNACIO SAMPEDRO

Con mucha contundencia Jockey Club derrotó a Universidad Champagnat por la mínima diferencia en el encuentro adelantado de la tercera fecha del torneo Apertura.

Universidad Champagnat tenía un punto sobre cuatro, con el déficit apuntado en la faceta ofensiva con sólo 2 goles. El elenco visitante venía con puntaje ideal, con un juego sólido y la valla menos vencida del torneo.

El partido comenzó parejo, ambos equipos apostaron por una marca en mitad de cancha, con dominio del balón repartido. Champa comenzó mejor y a los 3`15 tuvo la primera chance cuando luego de un rebote Lecea definió por arriba y Martín Cusa despejo sobre la línea.

Diego Lombardo a punto de dar un pase ante la marca de Bruno Rodríguez. Foto: Fernando Martínez

 

Jockey mejoró y la figura de Fernando Zalazar comenzó a crecer en el arco local. Dos buenos achiques ante Patricio Díaz y Cusa mantenían el empate.

El partido era reñido y parejo. A los 12’ Molina hizo una buena jugada por la izquierda, tocó hacia Agustín Lecea y el 6 desde 3 metros delante de mitad de cancha sacó un derechazo fuertísimo que dejó estéril a Gabriel García Moyano pero la pelota dio en el travesaño.

El primer tiempo terminaba y luego de una jugada sucia, Córdoba tenía en sus pies el primero pero reventaba el pecho del Chupete.

En el segundo tiempo, de a poco Jockey comenzó a tener mayor posesión de la pelota y a manejar el control del juego. A los 40 segundos Nicolás Paéz le robó la pelota a Matías Molina y desde tres cuartos de cancha vio adelantado a Zalazar y acarició la pelota con la zurda, aunque el travesaño nuevamente negaba el primer grito de gol de la noche.

Fernando Zalazar, la figura del partido revienta la pelota sobre Nico Páez. Foto: Fernando Martínez

 

Fueron 5 minutos de dominio abrumador del último campeón con 3 jugadas claras. Primero Matías Scafetti sacó un derechazo que Zalazar desvío abajo. Luego en dos buenas jugadas de equipo, Diego Lombardo recibió en ambas ocasiones en el segundo palo, pero Zalazar rápido de reflejos logro desviarlas a ambas.

De a poco el equipo de Horacio Hernández empezó a acomodarse nuevamente en el partido. La pelota pasaba mucho tiempo repartida en ambos equipos y las situaciones escaseaban. A los 10′ el Tano Olivi le robó una pelota a Scafetti y se fue sólo frente a García Moyano, pero el «1» con los pies desvío la pelota, que pasó cerca del palo.

A los 13′ Zalazar empaló la pelota, el fondo del Jockey se durmió y Matías Molina tuvo la gran chance, giró y sacó un derechazo y otra vez Chupete la sacaba al córner.

El partido se jugaba palo a palo, Paéz desnivelaba por la orilla y Cusa en el área chica tocaba afuera.

Jockey de a poco era más. También se iba descalificado Lecea de gran partido, y a los 16′ Díaz recibió en el vértice del área y tocó para Diego Koltes que sacó un derechazo fuerte que Zalazar, tapado, sacó con lo justo.

Parecía que el arquero de Champagnat era invulnerable, pero un minuto más tarde en otra gran jugada colectiva, Paéz jugó por el medio para Cusa que recibió de pívot, amagó con devolverle la pelota al 10, juntó dos marcas y de tacó tocó para atrás para Díaz, que a la carrera, sacó un derechazo cruzado que se metió a la derecha de Zalazar para sentenciar el 1 a 0 final.

Gonzalo Pires tiene la pelota y lo observa Pablo Córdoba. Foto: Fernando Martínez

 

Universidad Champagnat jugó de igual a igual, marcó con garra y mucho amor propio pero no tuvo peso ofensivo, y esto fue la diferencia, aunque tiene un gran margen para empezar a sumar de a 3.

Por el lado del campeón, en una noche, dónde no tuvo su mejor versión, sumo otros 3 puntos que lo mantiene invicto, y líder del torneo.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.