La triple corona está cerca

Jockey Club se convirtió en el segundo finalista de la Copa Mendoza al derrotar en la semifinal a Talleres A por 3-2. El conjunto de Villa Hipódromo enfrentará a Cementista el jueves 26

CHRISTIAN SOSA

A media máquina y sin lucirse como en otra ocasiones Jockey Club llegó a su tercera final del año al vencer en semifinales de la Copa Mendoza a Talleres A por 3-2.

El conjunto de Villa Hipódromo dejó en el camino al campeón sudamericano y en la gran final se verán las caras con Cementista.

En un partido parejo, el equipo de Armando Corvalán aprovechó la situaciones que se le presentaron para golear en los momentos precisos y así llevarse la victoria.

Los minutos iniciales fueron de estudio para ambos equipos. Recién a los 7′ llegó la primera emoción. Rodrigo Martínez vio un espacio, sacó el remate que se desvió en Patricio Díaz y descolocó a Gabriel García Moyano para poner el partido 1-0.

 

Con la desventaja Corvalán empezó a mover el banco y uno de los que ingresó fue partícipe del gol del empate. Iba 14′ cuando Nicolás Páez mandó un pase al medio del área que Gonzalo Pires mandó al fondo del arco para el 1-1.

El encuentro era parejo y el empate era lo más justo. A dos del final Pires estuvo a punto de marcar el segundo pero de manera poco creíble mandó la pelota por encima del travesaño.

Quedaban segundos para el final y en un ataque de Jockey, Matías Ghiotti quiso rechazar pero la pelota se metió pegada al palo y puso el partido 2-1.

En el segundo tiempo Talleres salió más decidido a atacar. La primera clara fue tras un tiro libre donde Martín Páez remató por abajo pero Chupete sacó con el pie. Luego el que probó fue Federico Pérez y otra vez el arquero se lució sacando la bocha por arriba.

A los 12′ Ariel De Gaetano recuperó una pelota, avanzó y le dio el pase a Pablo Garay que llegó hasta el fondo y mandó el centro al medio para el que el ex Municipalidad de Luján convirtiera el 2-2.

Pero el empate duró muy poco. Nicolás de Merolis, que viene haciendo goles en todos los partidos, no podía estar ausente en este y fue el autor el 3-2.

En lo que quedaba de partido el Matador tiró en cancha todo lo que tenía. La más clara fue una volea de Garay que pasó muy cerca del segundo poste de García Moyano.

Con mas ganas que ideas Talleres intentó pero no pudo. Jockey sigue bien afilado y llegó nuevamente a una final y va por su segunda Copa Mendoza.

El próximo jueves Cementista y Jockey Club definirán el último título que quedará en juego. Los de Villa Hipódromo van por la triple corona y el conjunto lasherino por su primera Copa Mendoza.

Créditos de fotos: Marcelo Carubín (Diario UNO)

 

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.